miércoles, agosto 03, 2005

Blog depression

Hace unos días, Carolink me halagaba al confesarme que gracias a mí insistencia y a la de algunas personas más, estaba considerando seriamente la idea de sacar a su blog del taller de reparaciones en el que lleva varado desde hace un par de semanas. Una muy buena noticia. Porque chafardeando en sus archivos, uno se daba cuenta de que su autora se encontraba crecientemente cómoda en su personaje, destilando un estilo cada vez más sobresaliente, afinando las dosis de mentira e impostura que un blog como el que ella aspiraba a tener necesita. Además, qué coño, alguien que me hace sacar la bandera blanca en discusiones sobre relativismo o la posible existencia de “blogs femeninos” merece ser escuchada.

Por eso ayer me alegré aun más cuando, en tácita confirmación de sus nuevos propósitos, me pasó este link a “What everyone should know about blog depression,” un panfleto escrito en el interesante The Nonist, y que trata sobre una epidemia que se extiende con rapidez, un malestar que aqueja a miles de blogueros: La depresión del blog. Considerando el flujo constante de autores que cierran sus brillantes kioscos y el permanente stock de otros en crisis más o menos momentánea, que en ocasiones acaban evitando el cierre sólo en el match-ball, estos sabios consejos son de lectura obligada.

¿Las claves? En realidad, como ocurre con los consultorios de sexo, no hay nada que no sepamos ya. En teoría, claro. Pero nunca está de más recordarlas: Que las cargas del blogging son casi todas ficticias y autoimpuestas; que la ausencia de diversión es la prueba del nueve de todos aquellos que se cuestionan proseguir, de los desilusionados; y que el mundo no se detendrá por que dejemos de postear por un par de días o por un de años. Pero lo mejor es que está escrito imitando el estilo de los folletos que pueden encontrar en su consulta habitual, ya versen sobre el vaginismo o la crisis de los valores familiares, y todo ello añadiendo mucho humor socarrón, el que proviene de las situaciones reconocibles.

Ahora que lo pienso. Con tanto blogger suelto, podríamos salir a la calle a repartir estos folletitos. ¿Qué les parece?

10 Comments:

At agosto 03, 2005 5:23 p. m., Anonymous D.Julito said...

Sí, ya vamos quedando cada vez menos voyeurs...

 
At agosto 03, 2005 5:25 p. m., Blogger surfernazi said...

yo le ayudo a repartir folletos.

 
At agosto 03, 2005 9:50 p. m., Anonymous Benji said...

Eso de repartir folletos sólo lo hacen los comunistas, los ye-yés y los mariquitas que tienen páginas rosas.

 
At agosto 03, 2005 10:26 p. m., Anonymous Anónimo said...

good post... thanks.

Jon
my site: free online iq test

 
At agosto 03, 2005 10:32 p. m., Anonymous Minizita said...

DrZito, ¿con performance incluida?.

Besos

 
At agosto 03, 2005 11:32 p. m., Anonymous Benji del Amor said...

Qué Spam más raro le entra a usted, Doctor Zito. ¿Tests de IQ gratis?

 
At agosto 04, 2005 1:19 a. m., Anonymous Mr. Glasshead said...

Dr. Zito, sí que es cierto que el tema del blog, depende de cómo, puede llegar a desanimar bastante y a plantearte que es mejor dedicar el tiempo a otras cosas. Lo que pasa es que siempre acaban saliendo las ganas de escribir otro artículo. Pero vamos, que sí que hay veces que te dan ganas de darle la patada a todo.

 
At agosto 04, 2005 3:48 a. m., Blogger La-Ruina-de-la-Familia said...

Si no te tomas el blog como una obligación, la diversión está asegurada.

 
At agosto 04, 2005 10:20 a. m., Blogger Dr Zito said...

Si benji, aqui nada de casinos online, que tenemos un nivel.

Como con casi todo, es mas facil decirlo que hacerlo Ruina. Pero como dedicar tiempo a cosas inproductivas e inutiles es de lo mas subversivo que se puede hacer en estos tiempos, la motivacion siempre esta ahi para agarrarla.

 
At agosto 05, 2005 9:45 a. m., Anonymous Sunes said...

Nunca había escuchado lo de la depresión de los que escriben blogs, pero sí la he padecido. O eso creo. El problema es que acabas pensando: ¿a alguien realmente le importa todo esto?. Quizás no, pero hay que tomarlo como un reto.
¿A qué dedicaría el tiempo libre sin blog? Pues quizás a leer y escuchar música. Así que, haciendo balance, creo que he salido ganando.
Un saludo!

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home