miércoles, junio 15, 2005

Partes y cadenas

La resistencia contra de la horrosfera continua. Hijo Tonto prosigue en su labor de búsqueda, clasificación y reseña de los blogs en el 10% salvable. Por otro lado, los últimos informes indican que Absence, en secreta alianza con gente de bien, anda preparando en los sótanos de la Mansión Ausente un estudio sobre los blogs-nicho que promete sacudir los cimientos del movimiento bitacoril y dañar seriamente su imagen de hombre apacible.

Agradezcamos al menos al concursito de marras el habernos despertado una conciencia de clase.

Cierto es que tratamos con una masa informe y pegajosa de enorme poder. Cierto es que difícilmente nuestro esfuerzo conseguirá algo más que convencer a los ya convencidos. Pero dejemos el discurso de la futilidad del esfuerzo individual para los enemigos corporativos de Jonathan E. Es nuestro deber como entidades medianamente pensantes, como seres con un mínimo sentido crítico el diseccionar y desenmascarar los trucos, triquiñuelas y artimañas del pavor burrosférico.


Mr Bartholomew dice:
No te resistas Johnny. ¡Es inútil!


Por eso quería hablarles en primer lugar de quien podemos considerar pionero en la crítica bloguera: El intrépido Mr Glasshead, que en su blog Mis Obsesiones dedica una sección a tan necesaria labor. De momento ha descerrajado tres reseñas de órdago (esta, esta otra y una tercera). Bien argumentadas, incontestables, divertidas e hirientes en su justa medida. Les recomiendo encarecidamente que las lean porque además de templadas, exponen y resumen las razones por las cuales semejante ejercicio es lícito. Ni que decir tiene que los trolls le han invadido en cada ocasión. Pero creo que su especial virulencia puede deberse en parte a que Mr Glasshead gasta un tono desengañado y vitriólico que en ocasiones resulta ser demasiado para mis pusilánimes tragaderas. Pero no se confundan, Mis obsesiones es un buen blog, diestramente escrito, que merece ser leído con o sin las citadas críticas.

Hablando de Absence, el Maestro recientemente tuvo a bien enmarronarme con la segunda cadenita diabólica, cinéfila en este caso, que circula por la Red. No se si esto constituye otra forma de resistencia o no. Solo se que no puedo resistirme al requerimiento de alguien tan excelso.

- Número de películas: Obviamente, por mi condición de expatriado, no puedo permitirme acumular muchas. Añádanle que mi razón y mis pulsiones coleccionistas libran un constante y singular combate. En pocas palabras, entre VHS y DVD apenas deben sobrepasar las cien.

- Última comprada: Una jugosa edición de Memento en tres discos que aun está sin tocar.

- Última peli que vi: La Décima Víctima” (1965) de Elio Pietri, una joya italiana de ciencia-ficción psicotrónica basada en un relato de Robert Sheckley. Un Marcello Mastroianni peroxidado y una Ursulla Andress en su máximo esplendor cárnico juegan al gato y el ratón, en más de un sentido, en una sociedad que permite el asesinato como un divertimento. ¿Piensan acaso que los sujetadores-metralleta se los inventó Mike Myers para Austin Powers?



- Próxima peli que voy a ver: Pues creo que Batman Begins.

- Cinco pelis que re-veo mucho o que tienen un significado para mí: Llegamos a la parte más dura. Pues nada, me salto las reglas e incluyo siete. Porque me da la gana. Aun así, reviso mi lista y me descubro patéticamente evidente.

- El Sueño Eterno (1946): Clásico inconmensurable del cine negro de los 40. Los guionistas Faulkner (sí, sí, ese Faulkner), Brackett y Furthman crearon tal maraña a partir de la novela de Chandler que a día de hoy nadie ha conseguido comprender en su totalidad el argumento. En realidad ese es su principal mérito porque la película invita a olvidar la trama y a dejarse llevar y al mismo tiempo a visionarla una y otra vez para así descubrir nuevos detalles.



- Grupo Salvaje (1969): De Peckinpah, podría haber incluido “Quiero la cabeza de Alfredo García,” pero Grupo Salvaje la he visto muchas veces más, la última en los Melies, hace demasiado tiempo ya. Esta película me enseñó como debe comportarse un hombre. Sin contar con que además es un espectáculo cinematográfico de primera magnitud.



- El Padrino (1970): Para mi es la película perfecta. Cada plano, cada interpretación, cada giro argumental, no puede estar mejor medido ni más en su sitio. Mi única objeción es que llevo siglos imitando la forma de sentarse de Michael (¿Bluth?) pero solo resulto risible.


¡Pum!

- Top Secret (1984): Como REFO mencionaba ayer, es prioritario recuperar los films de Abraham y los hermanos Zucker. De entre ellos, mi favorito es este. Da igual cuantas veces la vea. Siempre acabo riendome a carcajadas.

- El Lado Oscuro del Corazón (1992): “Ay, Zito, ahora si que la has jodido”. No se muy bien porqué pero siempre que hablo de esta película siento la necesidad de disculparme. Solo puedo argumentar: 1) que soy un romantico insoportable y 2) que me cambió la vida. Podrán alegar ustedes que no necesariamente para bien. No se lo discuto.

- Starhsip Troopers (1997): Volvemos al redil. Ya he mencionado en varias ocasiones que es una de mis películas favoritas. Genial porque funciona tanto como espectáculo superficial como sibilina sátira manierista. ¡Punto para Verhoeven!


La horrorfera nos vigila

- El Club de la Lucha (1999): Cuanto más la veo más convencido estoy de que le sobra metraje. Pero es de una importancia tan descomunal que semejantes detalles son irrelevantes.

- Cinco pardillos a enmarronar: Como esta vez soy de los últimos me permitirán que sea vago y no mencione a nadie. Pero son ustedes muy libres de hacer lo que quieran. Vive La Resistance!

¡Ay!, el bueno de Café au lait

6 Comments:

At junio 16, 2005 3:51 p. m., Blogger Dane said...

The wild bunch es un trunyo insufrible, hace poco me compre el DVD, porque estaba de oferta principalmente y porque era una de las pocas pelis que tenian subtitulos, debo anyadir. Y me parece un western crepuscular horripilante, aburrido y PROFUNDAMENTE sobrevalorado, y si es un modelo de como debe comportarse un hombre, ahora entiendo porque no encuentro un hombre como dios manda.

un besito, vecino. :)

 
At junio 16, 2005 3:52 p. m., Blogger Dane said...

The big sleep, me parece una maravilla, debo decir tambien en su favor.

 
At junio 16, 2005 6:59 p. m., Anonymous R. said...

Yo la he visto alguna vez más después del pase en los Méliès, y siempre lloro como un niñom cuando el bunch sale a vengar a Angel y con las putas y con más cosas...

 
At junio 16, 2005 7:57 p. m., Anonymous Noel said...

La secuencia de "Tutti Frutti" en "Top Secret" es, en mi humilde y limitada opinión, la cumbre de muchas cosas.

 
At junio 16, 2005 8:54 p. m., Blogger Dr Zito said...

... y cuando salen del pueblo...

Entonces era usted a quien oia sollozar?

 
At junio 16, 2005 9:47 p. m., Anonymous fer said...

y con una foto de rollerball!!
me gustan las pelis de ciencia ficción antiguas, pero he de reconocer que esa no es de mis favoritas.

de las que has dicho quizás prefiera grupo salvaje, pero está complicao.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home